domingo, 24 de septiembre de 2017

En Berrotarán, presentando "El Diluvio Universal y otros efectos especiales"

En mi pueblo, Berrotarán, y en el marco de la Semana del Libro y de los 100 años de la escuela donde cursé algunos grados de mi primaria: la Víctor Mercante; con mi gente, presentando mi libro "El Diluvio Universal y otros efectos especiales"

Talleres de microficción en la escuela Víctor Mercante, de Berrotarán

En mi pueblo, Berrotarán, y en el marco de la Semana del Libro y de los 100 años de la escuela donde cursé algunos grados de mi primaria: la Víctor Mercante; dando talleres de Microficción para los alumnos de 4to, 5to y 6to grado. Un placer aprender de ellos.

sábado, 23 de septiembre de 2017

"La balada de Duir y su amor galante" en EN FRASCO PEQUEÑO

Mi cuento breve "La balada de Duir y su amor galante", en EN FRASCO PEQUEÑO. Acá el link: http://enfrascopequeno.blogspot.com.ar/2017/09/la-balada-de-duir-y-su-amor-galante.html


Con mi ejemplar de Galaktika!


Mi texto "Mariana" en LITERATURA BARATA Y DISCOS DE GOMA

Mi cuento "Mariana" en LITERATURA BARATA Y DISCOS DE GOMA, un proyecto más que interesante, convocado por Juanci Laborda Claverie y Cuentos Criollos, desde la hermosa provincia de San Luis. Se trató de elegir una canción, y escribir un texto basado en ella. En mi caso, elegí "El anillo del capitán Beto" de Invisible (que es lo mismo que decir del Flaco Spineta). Se puede leer on-line, y cada cuento tiene su link para escuchar el texto leído. Lo encuentran acá: https://onedrive.live.com/?authkey=%21AGF_UKsugJSze9E&cid=34CE480257E46002&id=34CE480257E46002%2173891&parId=34CE480257E46002%2173564&o=OneUp

Si quieren ahorrar tiempo, pueden escuchar "Mariana" acá: https://ar.ivoox.com/es/Daniel-Frini---Mariana_sb.html?

lunes, 7 de agosto de 2017

Me entrevista Juanci Laborda Claverie

En su blog "Leo, escribo y opino...", Juanci Laborda Claverie —gran difusor de nuestra literatura, gran amigo y gran tipo— me hace esta entrevista, que podés leer acá, y acá abajo:

20 Preguntas a los que escriben - Daniel Frini
Continúo con las 20 preguntas estandarizadas a escritores amigos. Hoy le toca a Daniel Frini, un escritor super talentoso y además ¡tipazo! ¡Gracias Dani por tu buena disposición!

Daniel Frini nació en Berrotarán, Córdoba, Argentina en 1963 y vive en San Martín, Buenos Aires, Es Ingeniero Mecánico Electricista de profesión, escritor y artista plástico. Ha publicado en varias revistas virtuales y en papel, en blogs y en antologías de Argentina, España, México, Colombia, Chile, Perú; y, además, traducido y publicado en Italia, Portugal, Brasil, Francia, Estados Unidos, Canadá, Uzbekistán, Hungría y Grecia. Publicó “Poemas de Adriana” (Libros en Red, Buenos Aires, 2000), “Manual de autoayuda para fantasmas” (Editorial Micópolis, Lima, Perú, 2015) y “El Diluvio Universal y otros efectos especiales” (Eppursimuove Ediciones, Buenos Aires, 2016). Ha obtenido, entre otros reconocimientos, el Premio Internacional de Monólogo Teatral Hiperbreve para Niñas y Niños ‘Garzón Céspedes’ (2009, Madrid / México D. F.); el Premio ‘La Oveja Negra’ (2009, Buenos Aires, Argentina), el Premio ‘El Dinosaurio’ (2010, Colombia) y el Premio IX Certamen Internacional de Poesía (2011, España).

1- ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿Qué hay primero? ¿Un lector que se transforma en escritor, o  un escritor que se transforma en lector?
Respecto del huevo o la gallina, no sabría decirle. No estuve allí cuando ocurrió el hecho. Quizá la Chiqui Legrand sepa algo, ¿por qué no le consulta?
Ahora, en el caso del lector/escritor o escritor/lector; no imagino escribir sin haber sido, antes, lector. Y no un simple lector: se debe haber sido un devorador de libros, revistas, diarios, etiquetas de champúes, desodorantes y envases de arroz; antes de ponerse a escribir. No imagino otra forma y no conozco, entre mis amigos escritores, alguien que no lo haya hecho así.

2- Describime tu escritorio a la hora de sentarte a escribir un texto.
Cambia, casi todos los días, de forma y lugar en la casa. Solía ser en el comedor, con la tele de fondo; o en la mesa de patio, en verano. Recién ahora (y desde no hace más de diez días) pude empezar a armar mi “taller”, en el cuarto que dejó libre mi hijo Alan, al irse a vivir con Marisol. El armado es lento, pero no hay apuro. Son las dos de la mañana, afuera hace 15 grados, pero yo tengo mi estufa, y estoy sentado en mi mesa, escribiendo en la notebook. Me acompaña George Harrison, cantando “I live for you”, en Spotify. Estoy en patas (hay alfombra), con el mate y el termo a un lado (hoy se me antoja dulce, como la mayoría de las veces). Sobre la mesa hay algunos de mis cuadros a medio pintar, unos pinceles y tintas chinas, acrílicos y óleos; mezclados con libros y originales viejos-viejos de poesías (¡En papel! ¡Escritas con birome!), que estoy reciclando para una futura edición. Ahora, Janis Joplin canta “To love somebody”. Buena versión.

3- ¿Cuánto hay de tu pedacito de barrio en tu escritura?
Me tocó en suerte dejar mi territorio de la infancia a los once; y, desde entonces, cambiar varias veces de barrio. Así que, para mí, “barrio” es, ante todo un concepto más que un lugar concreto. En este sentido, hay varios textos míos que transcurren en el barrio o lo usan para permitirme dibujar un personaje y anclarlo a un terreno conocido y querible.
Por otra parte, en algún punto reniego, como escritor, de esa costumbre de referir una geografía específica de calles, que el lector —salvo que sea mi vecino— no va a reconocer y le va a molestar en su lectura.

4- Todos los escritores recomiendan tomar talleres. ¿Por qué hay que tomarlos?
Antes que nada, debo destacar que creo en la diferenciación entre técnica y arte. La técnica es bastante fácil de transmitir; pero el arte es otra cosa. Creo que, en general, los talleres literarios, aún los talleres creativos, se centran en enseñar la técnica. Yo no los tengo en especial estima, aunque tampoco milito en contra de ellos. He participado en talleres en los que he aprendido mucho, he ido a otros que han sido una verdadera pérdida de tiempo, e intervine en experiencias —talleres on-line, con estructuras muy diferentes a las de un taller convencional— que, para mí, funcionaron muy bien; aunque he encontrado mucho detractores. Lo que sí recomiendo es exponer los textos escritos a lectores/críticos/amigos, algo  así como un test screening de los que se hacen en cine. Y, por favor, leer un poquito sobre ortografía y gramática.
He dictado algunos talleres/seminarios; y allí pretendo direccionarlos hacia el otro camino, el del arte; mostrar otro punto de vista, señalar la magia de un texto, sin centrarme en las cuestiones técnicas. Es un intangible, algo difícil de definir y, por lo tanto, de transmitir. La forma más útil que he encontrado es generando interés en la lectura y el comentario de textos, por los que tengo especial cariño.

5- ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado como escritor?
Abelardo Castillo me dijo, una vez (Si, dicho así parece importante, aunque no hago más que usar una de las tantas acepciones metafóricas de la construcción. Castillo lo escribió, yo lo leí; y en tal sentido se puede afirmar que me habló, aunque él nunca supo ni pretendió estar físicamente conmigo):
“Lo que llamamos estilo sucede más allá de la gramática. No es lo mismo decir: ‘ahí está la ventana’ que ‘la ventana está ahí’. En un caso se privilegia el espacio; en el otro, el objeto. Toda la sintaxis es una concepción del mundo”; y puso en palabras algo que yo intuía, sin poder formular.
Me dijo otras cosas, que están en sus “Mínimas para escritores”. Algo parecido me pasó con Borges y con Quiroga.
Entre los que me hablaron sin metáforas, destaca Ricardo Giorno, después de leer un texto mío, algo flojo, dijo: “Me contaste la película. Ahora, mostrámela”. Estuvo bueno.

6- ¿La mayor alegría literaria que has tenido?
Entrar, cierto día, a la habitación de mi hijo Maxi; y ver, enmarcado y colgado en la pared, al primer borrador (más o menos del año ’85, ¡en papel! ¡escrito con birome!) de mi cuento “Éramos un millón de animalitos ciegos”.

7- ¿Qué escritor te robo una idea antes de que se te ocurriera?
En este sentido, he tenido muy mala suerte y he sido bastante anteplagiado. Puedo citar a Borges (gran ladrón), a Bradbury, a Cordwainer Smith, a James Tiptree Jr., a Dick (no le perdono que me haya sacado “El caso Rautavaara”), a Zelazny, a Silberberg, a Clark, a Le Guinn, a Levrero, a Gorodischer, a Giardinelli, a Shua, a…

8- ¿Qué se siente haber terminado un texto?
¿Se termina un texto alguna vez?
Creo que podés desprenderte de un texto, pero nunca darlo por terminado.

9- ¿Qué debe tener un buen texto?
Ápalala. Ésta es difícil. Me gusta la sorpresa, la vuelta de tuerca inteligente. Supongo que debe tener buen ritmo (lo que no necesariamente implica velocidad), sobriedad en el uso de las palabras, cohesión, buenos cimientos, y una construcción impecable, aunque sea modesta. Pero no sé si todo eso garantiza algo.
En lo particular, soy partidario de la acción. No. Es más correcto decir que me interesan a los textos amenos. No soy afecto a las largas descripciones ni a las construcciones psicológicas extensas, que fatigan. ¿Viste cuando leés una novela y te salteás diez o veinte renglones, y te dás cuenta que no perdiste el hilo? Bueno, de eso hablo.

10- ¿Cómo es el lector ideal?
Partimos de muy abajo: mínimamente, debe comprender el texto. Después, podemos sumarle adjetivos: debe ser crítico, escéptico, curioso, abierto, imaginativo, lúdico, inteligente, activo. Debe estar dispuesto al asombro, tener algo de niño que busca dejarse sorprender. Debe tener cierto nivel de conocimientos generales. Debe interrogarse sobre lo que lee, y buscar él mismo las respuestas. Y, por sobre todo, amar los libros.

11- Un buen escritor… ¿se expone sin tapujos? ¿O logra evadirse totalmente?
Un escritor debe ser honesto, aun cuando escriba ficción y el contrato con el lector establezca que ambos saben que el autor está contando algo que no ocurrió (es decir, una mentira). Ahora, no creo que ninguno de estos extremos —exponerse o evadirse— condicione la honestidad como tal. Cada quien lo resolverá a su gusto. Baudelaire o Whitman se expusieron. De Salinger se sabe bastante poco después de “The catcher in the rye”. Pero todos ellos fueron honestos en su escritura.

12- ¿Qué cosa está sobrevalorada en la literatura?
El culto al mainstream. Hay cierta tendencia marketinera que soslaya la existencia de un conjunto bastante grande de autores extraordinarios que, por suerte, aparecen en redes o autoediciones sin que sea difícil encontrarlos. ¿Sabés?, suelo hacer una comparación entre la industria del libro y el fútbol: en éste último está muy viva la figura del cazatalentos, que recorre clubes de barrio o de pueblitos perdidos buscando la próxima joya. Vivo en Buenos Aires y asisto con frecuencia a charlas, seminarios, jornadas, encuentros, cafés literarios, recitales de lecturas y demás (en especial, de dos temas que me interesan: ciencia ficción y microrrelatos) y jamás, nunca, vi a un representante de alguna editorial con cierto renombre, ni actuando a la manera de un cazatalentos ni con ninguna otra excusa. Creo que si asistiesen, se llevarían más de una sorpresa y verían para dónde va, realmente, la literatura.

13- Si llegaran los extraterrestres… ¿Qué libro les regalarías como muestra del genio humano?
¿Tiene que ser uno? Creo que El Quijote, La Divina Comedia, el Romance de los Tres Reinos de Luo Guanzhong, y alguna de las obras de Shakespeare. Seguro, algo de Borges y, si tienen lugar, Las intermitencias de la muerte, de Saramago.
Y, mirá. Se me ocurre, ahora, un libro que, hasta donde sé, no está escrito: una antología de poesía mundial, de todas las épocas; que contenga desde la Epopeya de Gilgamesh y las canciones de Ugarit hasta poemas de Bukowski y Kōichi Iijima.

14- ¿Qué diferencia hay entre tu primer libro, y el texto en el que estés trabajando ahora?
¡Uf! ¡Un universo! Hago la comparación entre mis primeros escritos y los últimos. Digamos que me daba ínfulas de escritor consagrado y suponía que haber leído Sobre héroes y tumbas y la Historia universal de la infamia bastaban para considerarse un profesional. Por suerte, en aquella época no publiqué ningún libro; y el primero salió unos treinta años después, dándome cierto margen para la corrección y hacerlos medianamente dignos.

15- ¿Qué rostro tienen tus musas?
El de mi esposa, Adriana.

16- Al mejor estilo Frankenstein… armame un monstruo con partes de diferentes escritores.
La magia de García Márquez, la sorpresa brutal de Martin McDonagh, la gracia dramática de Mauricio Kartum, la simplicidad de María Elena Walsh, la imaginación desbordante de Cordwainer Smith, el dominio del idioma de Julio Cortázar, el lenguaje de barrio de poetas como Daniel Salzano o Adrián Abonizio,  la manera de transmitir sentimientos de Casciari, la opresión de Kafka, el terror de Lovecraft, los mundos de Borges, las descripciones de Forn, la soledad de Kawabata, el desgarro de Alejandra Pizarnik, el sufrimiento de Paul Celan y la inmensidad de Proust.

17- Un libro que todos recomienden y que no te haya gustado.
El Ulisses de Joyce. Nunca pude pasar de la cuarta página.

18- ¿Cómo sería un mundo sin libros?
No lo imagino. Es decir, pudiera no haber libros; pero, de seguro, habría narradores a la manera de los guslares búlgaros, por ejemplo; o los graeculi romanos. O videos, o algún tipo de multimedia. O quizá hubiésemos evolucionado en alguna forma de inteligencia colectiva, donde todos estuviésemos comunicados en un cerebro comunitario, depositario de todas las historias.
Un libro (en papel o digital, da lo mismo) es la manera más extraordinaria de comunicación dentro de una especie eminentemente social, como la nuestra. La oralidad permite comunicarnos con nuestros contemporáneos, pero un libro permite que podamos, ahora, escuchar lo que tenía para contarnos un hombre de hace 100, 500 o 3000 años.

19- Funda una nueva religión. A quiénes se adoraría. Cómo serían los rituales.
Ajá. Interesante coincidencia. Casualmente, estoy trabajando en una nouvelle de ciencia ficción, en tono humorístico, en la que tiene un papel preponderante una nueva religión, que armé desde cero. Te leo las aclaraciones, a modo de notas al pie, que están en un capítulo de la obra, que se llama “Las verdades de la fe” y anda dando vueltas en Internet:
La Religión Somorguja (por extensión, a los practicantes se los conoce como somorgujos, también llamados somores) es un sistema de dogmas y prácticas asociadas al mito de la «Vieja Tierra», la creencia en la existencia real de un planeta madre de la humanidad. Usan como talismán una botellita o frasquito de vidrio sostenido por un collar, que en su interior y según profesan, contiene tierra de la Tierra. Se identifican entre ellos con una señal en la que (colocando los dedos índice y medio de la mano derecha extendidos y juntos, mientras el pulgar sostiene o aprisiona los dedos anular y menor) con los dos dedos mayores se tocan la mejilla izquierda. Una vieja tradición según la cual recuerdan el lunar con forma de hongo que tenía en esa mejilla un respetado patriarca de la antigüedad y maestro del somorgujismo conocido como Yetento Tizaleni.
Varias de sus enseñanzas chocan abiertamente con el sistema de leyes impuesto por el Supremo Benefactor, Dictador Amigable y Presidente Eterno, el Teniente General Brigadier Mayor Lakutshm Ilanga ―con quien se inició la Benévola Dictadura de Este Lado de la Galaxia—, hace trece mil quinientos años.
Basan sus enseñanzas en un libro que llaman El Texto (también conocido como Libro del Texto) y que es una colección de lecturas que sirve de base a la liturgia somorguja. Está compuesto por varios libros independientes: «La senda del perdedor, según San Bukowsky», «La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y su abuela desalmada, según San Márquez», «Manual de Taller del Sistema Eléctrico de la Excavadora Caterpillar 345B», «El Código Vinci, según San Brown», «La Tautología Darwinista según San Vallejo», «Harry Potter y las reliquias de la muerte, según San Rowling», «Anuario Hustler 1997 / 1998», «Ciudad de San Luis contra Minetto, Sixto Claudio sobre estafas reiteradas», «Los records Guinnes 2002», «Predicciones del Horóscopo Chino para el año 2004», «Malignant B-Cell Lymphoma  in  patient with  primary  Sjgren  sindrome, según San Varga y San Kiss». El primer libro, comúnmente llamado «Así Empezó Todo» lleva por título original «Manual de Instalación de la Prensa Neumática ‘El Galeón’ JR200 con PLC»

20- ¿Qué título tendría tu biografía póstuma?
Miralo vos al finado. Es lo que solía decir mi abuelo cuando, para el día de los muertos y en familia, se visitaba el cementerio. Después de dejar unas flores y hacer un rato de compañía a los queridos, se imponía una vuelta para ver las “tumbas nuevas”; todas de aquel tipo que exhibía una fotito ovoide y sepia del fallecido. Mi abuelo me llevaba de la mano; y, de tanto en tanto, se encontraba con un muerto conocido. Con cierta sorpresa, y siempre en voz baja, por respeto al silencio, me decía, por ejemplo “Miralo vos al finado Fernández”. Es una frase nostalgiosa para mí, abarcativa y extraña: relaciona de manera directa mi infancia —el comienzo—y la muerte.


martes, 1 de agosto de 2017

Acacio, bibliotecario, inventor de la nada, en GEOGRAFIAS IMAGINARIAS

Y acá estamos, con "Acacio, bibliotecario, inventor de la nada" en GEOGRAFIAS IMAGINARIAS, editada por Arango Editores (Editorial Océano de Bogotá, Colombia), Cristina Castro Rodríguez, Mariana Escobar Dangond y Proyecto Buda Blues

lunes, 17 de julio de 2017

Un micro mío en CORTOCIRCUITO

Está en marcha la antología de microficción CORTOCIRCUITO, monumental tarea de Fernando Sánchez Clelo junto a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Colección Ficción Express de Fomento Editorial BUAP). Según cuenta Fernando: "Para la presente selección no sólo se buscó que los minitextos presentaran una estructura distinta a las tradicionales de la literatura -cuento, poesía, teatro, aforismo-, sino que tuvieran un final sorpresivo, la sugerencia de un tema más allá del aspecto lúdico...". En esta antología fue seleccionado mi micro " Mami no va a dejar que te pase nada" junto a los trabajos de más de cien escriores de toda hispanoamérica; entre los que están mis queridos Agustin Monsreal, Coco Goicoa, Esteban Dublín, Ildiko Nassr, Jose Luis Zarate, José Manuel Ortiz Soto, Leonardo Dolengiewich, Lilian Elphick, Martín Gardella, Patricia Nasello, Ricardo Bugarín, Rony Vasquez Guevara, Sandro Centurion y Violeta Rojo 
¡Gracias, Fernando, por tu trabajo!

jueves, 8 de junio de 2017

Olor/Sabor/Final en LLUVIA DE MICROS

¡Gracias Córdoba Breve! ¡Gracias Luis Héctor Gerbaldo, Patricia Nasello, Ana Maria Caillet Bois y demás por incluir mi micro "Olor/Sabor/Final" en LLUVIA DE MICROS, el compilado de micros que despidieron el 2016, en Córdoba Breve.

El compilado entero se puede leer acá

OLOR/SABOR/FINAL 

Ella huele a duraznos y sabe a cerezas. Sus pechos suben y bajan al ritmo de su respiración, agitados. Llora sin emitir sonido. Él le besa el ombligo, apoya su cabeza en el vientre firme y se duerme, satisfecho. Ella lo acaricia y, prolongando su placer, se lo come. 

martes, 6 de junio de 2017

Dos poemas míos en Puerto Rico

En la revista Le.Tra.S, (Revista Literaria de la Universidad Metropolitana en Bayamón, Puerto Rico, Vol. 4 Núm. 1), mis poemas "Gris" y "Elegía para José, que fue mi abuelo"

El link a la revista, acá

Gris

Cuando éramos chicos
con un tibio olorcito a nuestras cosas,
formábamos una hermética pareja
en la diaria pelea del amor:
contra los viejos y el mundo.
Era ellos o nosotros. Vos y yo.
Y un millón de te quieros nunca dichos,
pero que estaban ahí.
Hoy miro aquel paisaje, y lo extraño.
Creo que me faltó coraje / tiempo / ganas / huevos
(vos tachá lo que no corresponda)
para conservar esos espacios, esos amores.
No he sabido cuidarte, ni jugar con vos después de mis diez años.
Tus vivencias y las mías, tan distintas,
nos dieron iguales resultados: nos queremos.
Pero hay detalles que marcan diferencias:
A vos te han puesto piedras,
terribles cascotes, ladrillos que duelen.
Hay que ser buena hembra y tener los ovarios bien puestos
para mantenerte entera y con ganas
después de pasar por tanto infierno.
Hay que ser bien hembra. Más y mejor que las mejores,
para seguir peleando, hermanita,
para seguir, seguir, seguir
queriendo.

Elegía para José, que fue mi abuelo

Al fin me decidí y logré poner en orden las palabras para hablarte.
Pude descifrar lo ineludible de tu muerte.
Encontré el justo equilibrio entre ayer y tristeza. Y entonces entendí
dónde has ido.
Supe que en todos los caminos, en cada grano de arena
tenés un pedazo de mirada.
Supe que sos gigante
Supe que creciste.
(No sé si vos subiste o Dios bajó, pero creciste).
Sé que somos vos, que sos anhelo.
Que cuando el sol se ponga rojo hacia la tarde, tus prodigios,
tan humanos, hablarán de vos bajo los cien paraísos de tu patio.
Que cuando el viento encuentre, por fin, su música
será porque vos lo has ayudado.
Es difícil de entender, pero he sabido
que algún día, al final
las estrellas escribirán tu nombre en un pedazo de cielo.

domingo, 4 de junio de 2017

Desde México, recibo LATINOAMERICA EN BREVE y EXTREMOS




Tengo en mis manos estas dos libros, ambas anologadas por Sergio Gaut vel Hartman:
EXTREMOS,  Antología de cuentos conjeturales de escritores mexicanos y argentinos, coeditada por Puertaabierta Editores y la Secretaría de Cultura del gobierno mexicano; con prólogo de Gerardo Horacio Porcayo; y
LATINOAMERICA EN BREVE: editada por la Coordinación de Extensión Universitaria de la Universidad Autónoma Metropolitana - Unidad Xochimilco.
En la primera, participo con mi cuento "Acacio, bibliotecario, inventor de la nada (el décimo signo)". En la segunda, con mi microrrelato "Cuento de hadas".
Un verdadero placer y un inmenso honor.

lunes, 15 de mayo de 2017

Un cuento mío leído en CUENTOS CRIOLLOS

En el programa Nro 15 de 2017 de CUENTOS CRIOLLOS, Juanci Laborda Claverie y Facundo Insegna leen mi cuento "Alfa y Omega".

Si están interesados en escucharlo, pueden hacerlo acá.

Si quieren escuchar el programa entero (MUUUUY recomendable); acá
En el número 155 de la REVISTA DIGITAL MINATURA (Edición bilingüe español/inglés), dossier "Científicos locos" publican mis micros "Remedio para el dolor de cabeza" (pág 22); "Lo que le dijo el monstruo al Dr. Frankenstein" (pág 37); "¡Lo encontré!" (pág 48) y "Descubrimientos científicos que se perdieron en la historia" (pág 54), en castellano y traducidos al inglés por Maxi Frini. Allí hay, también, textos de muy queridos amigos como Pablo Martínez Burkett y Daniel Antokoletz.
Pueden leerla, gratis, acá

Va una muestra:


¡Lo encontré!

El platero que hizo la corona de Hierón fue perdonado. El rey, en realidad, nunca le creyó a Arquímedes y su teoremita. ¿Cómo podía creer que los cálculos fuesen correctos? Nadie, en su sano juicio, puede hacerlo por más ¡Eureka! que diga el sabio, si éste anda por las calles de Siracusa en bolas, enjabonado y a los gritos. 

I found it!

The silversmith who made the Hieron's crown was forgiven. The king, actually, never believed
Archimedes and his little theorem. How could he believe the calculations were correct? No one, sane, can do it no matter how many Eurekas the wise man say, if he goes around the streets of Siracusa, naked, soaped up and screaming.

sábado, 13 de mayo de 2017

Presentación de "Textos Fugados"

Hoy presentamos la antología "Textos fugados", que tuve el gusto de compilar, en el stand de la Municipalidad de San Martín, en la 43ra Feria del Libro de Buenos Aires. "Textos Fugados" es resultado del trabajo de varios años en el Laboratorio Literario de San Martín Lee, que hacemos todos los jueves en la Librería Garabombo, mis compañeros y yo. En esta antología participamos Alberto Fiszbejn, Juliana Córdoba, Rubén Sardas, Amalia Fuino, Norberto Ramazotti, Claudia Bursuk, Lourdes Ramognino, Loreto Di Mascio, Cristina Ramognino y yo. Un verdadero placer.

lunes, 8 de mayo de 2017

Taller de Microficción en la Feria del Libro de Buenos Aires

Tuve oportunidad, gracias a la gestión de Andrea Felsenthal, de dictar un Taller de Microficción en el stand 3117 de la Municipalidad de San Martín, en la 43ma Feria del Libro de Buenos Aires, el 5 de mayo de 2017.
Todo salió de maravillas, gracias a la presencia de amigos y público; y a la gran (¡y destacable!) predisposición de la gente a cargo del stand.
¡Gracias a todos!

domingo, 19 de marzo de 2017

Un texto mío en EL NARRATORIO Nro 13

En EL NARRATORIO.- ANTOLOGIA LITERARIA DIGITAL Nro 13, publican mi texto "Acacio, bibliotecario, inventor de la nada (el décimo signo)", junto a textos de Daniel Antokoletz, Pilar Alejos Martínez Alféizar Daniel Abrego Andrés Galindo Fatima Romina Arroyo Maria Gabriela Brazon Hernandez Ana Maria Caillet Bois Olga Canetti Miguel Ángel Di Giovanni Rolando José Di Lorenzo Carlos M. Federici Daniel Frini Escritor Damaris Gasson José González Sánchez Luis Jesus Goróstegui Ubierna Salomé Guadalupe Ingelmo Monica Marchesky Ana Milán Álvaro Morales Renate Mörder Silvana Alexandra Nosach Javier Puchades Cecilia Ramos Montes Plácido Romero Yolanda SA Cross De Lena Dante Vázquez M Zandro Zás Carlos Enrique Saldivar Nancy Aguilar Quintero Mónica Altomari Isabel Galindo Fatima Alba Jorge Velazquez Carolina Barrera Gonzalo Iván Federico Marongiu II Liliana Machicote Luciano Doti Patricio Peralta R Isaura Chevalier Lydia Raquel Rabuñal y estupendas fotografías de Andrés Galindo.

EL NARRATORIO 13 está disponible para su lectura on line en ISSUU y para su descarga gratuita en MEDIAFIRE.
El link, acá

lunes, 13 de marzo de 2017

Micros míos en la antología de microrrelatos policiales "DISPARA USTED O DISPARO YO"

Ya está lista la antología "Dispara usted o disparo yo" (Editorial Brevilla, Santiago de Chile, 2017), ¡298 páginas de microrrelatos policiales de más de una docena de países! Hermoso y gran trabajo del comité editorial encabezado por Lilian Elphick y conformado por Patricia Nasello y Sergio Astorga; y los compiladores Patricia Nasello (Argentina), José Manuel Ortiz S. (México), Melanie Márquez A. (Estados Unidos), Geraudí González (Venezuela), Sergio Astorga (Portugal y Brasil), Jorge Etcheverry (Canadá), Solange Rodríguez P. (Ecuador), Alberto Sánchez Argüello (Nicaragua),  Lilian Elphick (Chile/otros  países), Pablo A. García M. (España) y Alberto Benza (Perú)

Acá, el link para descargarla y disfrutarla en .pdf.

Allí están mis micros "Calibre 45" y "Querido amigo", en la página 27.

lunes, 27 de febrero de 2017

Vamos a pelear contra el muro


La trinchera es chiquita, y está lejos del frente. Como dijo Celaya, la poesía es un arma cargada de futuro. Entonces, acá me ve, participando con "Imposible" en la convocatoria "Poesía contra el muro", convocada por la revista mexicana "Círculo de Poesía"; con esta premisa:
"En Círculo de poesía, Valparaíso México y el Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México hemos convocado a una acción global de resistencia para contrarrestar los impunes ataques a todas las libertades por parte del tirano estadounidense Donald Trump, poetas de todos los continentes nos envían sus poemas para construir un espacio de entendimiento entre los pueblos del mundo a través de la poesía."
#POESÍACONTRAELMURO / #POETRYVSTHEWALL / #POÉSIEVSMUR

Para leer la página: click acá

IMPOSIBLE 

Día tras día
uno igual al otro y al que sigue.
Duele mucho el mundo que allá afuera
respira libertad.
La misma soledad hora tras hora.
Se extrañan las caricias de un sol
que no atraviesa los barrotes
de esta jaula. Abruma la tristeza.

No existe manera de escapar.

Nunca supo el porqué del cautiverio.
No hubo jueces ni sentencia.
El límite era el cielo,
y un segundo después
el cielo tomó forma de mazmorra.
Era libre.

De horizonte a horizonte sonreía,
y un minuto después,
todo el mundo
quedaba al alcance de sus alas.
Se le hizo
imposible
soportar otra hora de condena.
Se decidió. Sonrió. Miró hacia afuera.

Se quitó la vida
Extendió sus alas, tomó impulso,
cruzó los barrotes
y voló.

jueves, 2 de febrero de 2017

En SPECULATIVE FICTION IN TRANSLATION, links a dos cuentos míos

En el sitio de SPECULATIVE FICTION IN TRANSLATION aparecen los links a dos cuentos míos, aparecidos, en inglés, en ALCHEMY en 2014 (y traducidos por Maxi Frini): "Siempre llego tarde a todas partes" y "Teoría de la extinción de las especies".

martes, 17 de enero de 2017

Y llegamos a "Galaktika"...

El autor de Ciencia Ficción sueco, Sam J. Lundwall, escribió, allá por mediados de los '80, un artículo en su libro 'Science fiction: An Illustrated Story', que luego fue republicado en la revista 'Foundation', donde hacía un análisis que cubría revistas de CF de todo el mundo. Allí escribió:

"La revista norteamericana 'The Magazine of Fantasy and Science Fiction' es una de las tres mejores del mundo, las otras dos son la argentina 'El Péndulo', sin duda la mejor revista de ciencia ficción en contenido, presentación y diseño que se haya publicado jamás en cualquier sitio y la húngara 'Galaktika' "

Bueno. Resulta que gracias a Sergio Gaut vel Hartman, hemos llegado a "Galaktika", en una edición especial de Ciencia Ficción argentina.
Allí está mi cuento "Multiverso", junto con buenísimos trabajos de gente como el muchachito este, Jorge Luis Borges, como Angélica Gorodischer, Ana María Shua, Carlos Gardini, Leonardo Killian, Eduardo Goligorsky, Fernando Sorrentino, una recopilación de tiras de "El Eternauta"; y muy queridos amigos como Rogelio Ramos Signes, Claudia De Bella, Fabian Cesar Casas, Daniel Alcoba, Néstor Darío Figueiras, Daniel Antokoletz, Héctor F Ranea Sandoval, Patricio G. Bazán y el mismo Sergio Gaut Vel Hartman.
Mire: chochura es poco.